Visitas al blog

jueves, 6 de agosto de 2015

:: A tu encuentro ::


Voy a tu encuentro
sin más coraza que mis besos
sin más sueño que tus besos
y tu mirada en la mía.

Voy a tu encuentro
una más de las veces
que espero poderte hallar.

Voy a tu encuentro,
contento, sonriendo,
sintiendo tu mirada en mis labios
tus labios en mi piel.

‪#poesía‬ ‪#ncb‬

jueves, 22 de enero de 2015

:: DE TUS MISTERIOS ::

Darme a la labor de descubrir el misterio

del paisaje exuberante de tus ojos mágicos
es rutina frecuente, acogedora y llena de fulgor.

Nace en ti, el amor, como bella expresión en tu mirar,
de ti brotan los manantiales,
en cada una de tus eternas sonrisas.

Mujer bonita, de hermosura singular
como el verde primaveral,
o el azul del cielo cuando te ve pasar.

De tus encantos, un mundo, y mil historias
al natural, de tu despertar plácido
soñando contigo estuve, y no lo sabrás
a no ser que en silencio escuches
a mi corazón tu nombre pronunciar.

#Ncb®

domingo, 18 de enero de 2015

:: ELLA ::

Ella, la que soñaron muchos, a todos cautivó.

Me escogió a mí de entre tantos, suerte tuve yo

de dormir en sus brazos, abrigado en su mirar.

 

Ella, casi perfecta, aún lejana, no me olvidó

recordó de mis besos, de los besos que le di yo.

 

Cuando brindo, lo hago por ella, ella que no me olvidó

y al cantar, es por ella, ella a quien quiero yo.

 

Haré de sus besos melodía, llegado el atardecer

cuando el sol se esté ocultado

y más la esté amando yo.

 

#Ncb®

viernes, 16 de enero de 2015

¿HEMOS ESTADO ENAMORADOS?

La pregunta tiene muchos por qué, y ninguna respuesta hasta hoy. Hasta hoy que me la volví a preguntar, y por alguna extraña razón, me siento en condiciones – no muy claras – de responder.

No sé si fue la primera mirada, o el primer abrazo, qué fue más que uno, ni dos, fueron miles en cada uno de los dos, que nos dimos, porque claramente recuerdo, fueron dos. Tu sonrisa tiene esa magia de hacer cambiar un día malo en uno de felicidad, y tu voz, complementa el encanto. Todo es melodía en ti, tu cabello, sin ser fuera de lo común, y tu modo de andar, siendo tan igual a las demás y a la vez tan distinto para mí, desde que pusiste tus ojos en los míos, ¿o fue que yo los puse sobre ti?, me quedará la duda.

Sí estuvimos enamorados no lo sé, si no lo estuvimos, menos, qué fue lo que sentimos, difícil y simple de explicar, difícil en sus razones, simple en sus emociones. Debemos haber estado enamorados, para pelear, como pelean los enamorados, a besos y abrazos, y a silencios de no querer hablar, esperando que uno de los dos sea quien ceda más.

Te cultivé flores en todos los jardines, ya qué todos los jardines te pertenecen a ti, bajo la premisa que las flores son homenaje a la belleza, y no hay más belleza que tú.

Si me trataste con cariño, ha debido ser porque estuviste enamorada, si doblegaste tu carácter – misión casi imposible – debió ser por ello. No encuentro razón distinta para que te hayas fijado en mí, sino por el principio de haber estado enamorada de mí, bajo la premisa de que el amor es ciego – te imagino riendo justo aquí –.

¿Hemos estado enamorados?, ¿hemos hechos cosas de enamorados? Yo creo que estuvimos locos, queriendo dar contracorriente a los demás, y en esa locura nos dejamos llevar, con la fluidez del agua sobre un río, y de una ave en su volar. Nos dejamos llevar, a tal punto de querernos enamorar. Nos besamos por las calles, con los ojos cerrados, y queriendo bailar. Compartimos sueños, que hicimos nuestros, compartimos historias que modificaron a las nuestras, compartimos besos, que olvidaron todos los otros besos, y compartimos abrazos que fueron lugar seguro donde descansar.

Ncb®

lunes, 12 de enero de 2015

:: AL PERDERTE ::

Al perderte a ti, me pierdo yo

ya no escucho tu voz –confidente–

y tus recuerdos son ahora lejanos

tu rostro lo llevo en mis ojos

y tu mano va unida a mi mano

aun sin que lo sepas.

 

A los rayos del sol les pido

que acaricien sin quemar tu cabello

que ilumine tu sombre, tu ser

y tu voluntad de querer regresar

antes que decidas olvidar.

 

Al perderte me pierdo yo

y hasta los pensamientos se me niegan

cuando llega la noche

y ya no estás en mis sueños.

 

Mis manos, sujetando tus recuerdos

han hallado alguna resistencia

que junto al sabor de tu boca en los besos

me recuerdan de tu grata existencia.

 

#ncb®

sábado, 10 de enero de 2015

Y fue en ese instante cuando la lluvia trajo todos tus recuerdos
que entendí que tarda el olvido,
cuando mi corazón aún late por ti.

#ncb

jueves, 8 de enero de 2015

¿A qué crees que juegas?

 

Te has preguntado, si la vida fuese un juego, y enamorarse siendo parte de la vida, sería también y desde luego un preciado juego, ¿a qué juegas tú? Imagino que no lo has hecho, y entonces vas por la vida viviendo, soñando con hallar al ser amado, qué: te respetará, que te querrá, que te amará, que te será fiel - es decir, si la fidelidad entendida en el plano amoroso, existe- y envejecerás al lado de él.

 

Probablemente no lo has hecho, y me temo que no lo harás, y vas por la vida mirando de esa manera risueña a muchos, y muchos de estos quedando cautivos, y muchos de estos quedando con tu recuerdo en la retina, y muchos de estos, con el recuerdo en el corazón.

 

A mí, me queda no solo la compañía de mis pupilas adornadas con tu imagen, sino también una sonrisa tuya que considero mía. Un abrazo protector y un beso sin que lo hayas pedido con tu melodiosa voz, pero si desde el fondo de tu corazón a través de tus enormes ojos de miel.


Me queda un segundo beso, por la misma razón indicada anteriormente, aun cuando lo negarás, y dirás que no, yo sé que fue así. Lo vi en tu mirada, lo vi en tu sonrisa, y lo sentí en tus abrazos y tu agitado corazón.


Me queda el eco de tu voz, que llegaba como arrullo, como una lanza que refresca con el aire que deja a su paso, pero no daña, porque la dirección era equívoca. Un abrazo que se repite a diario, sobre todo cuando más te recuerdo y me conlleva a cerrar los ojos, y abrirlos en mi mente, cual capullo real retoñar, creyéndose verdadero, absoluto y tuyo.


A qué juegas me pregunta, cuando apareces después de eternidades de ausencia –sí, para mí lo son- quizá para ti son horas o días, no para mí. De ahí que siento, que lo que tú dices sentir, expresar y declarar, solo es una pauta, una guía y una muestra de mi modo de actuar, y tú, tú eres lo que expreso y no cumplo, ese: te quiero y no te puedo olvidar, mientras en una desbordada noche, lo hay podido lograr.

 

#ncb®


Buscar este blog