Visitas al blog

domingo, 28 de diciembre de 2014

:: Te acordarás ::

Te acordarás de mí

en el momento que mis versos

naden cuál náufragos

en el mar de tu corazón

sueños de un día será.

Te acordarás de mí

o tal vez yo me acuerde de ti 

en un camino lejano, con sol

al desear agua fresca

que brota de la tierra

y sentir el eco distante de nuestra voz.

Te acordarás de mí

cuando las hojas de agosto 

marchen por el camino 

y el viento no tenga fin.

Te acordarás de mí

cuando recuerdes mi canto 

y bebas del llanto que a solas te compartí

cuando vuelvas la mirada difusa

al angosto camino que recorrí

andar cansado que huye de ti.

Al reír, soñar, llorar y cantar también

cuando el manantial llegue al mar

y mi voz halle la ruta de tu voz 

Te acordarás de mí.

#ncb®

miércoles, 10 de diciembre de 2014

:: PROPUESTA ::



De tu vida en mi corazón, 
poesía, por las mañanas, 
cuando nos despierte el sol,
y nos acompañe en el camino. 

En este camino incierto 
y una que otra vez cansado, 
dónde solo una cosa es cierta, 
mi amor por ti. 

De tus manos, mi fortaleza y mi guía, 
en la niebla de las dudas 
que voy disipando 
entre tu cabello y tus labios. 

De tu cabello un paisaje tranquilo, 
donde poder descansar, 
y ya nunca mi reina bella, 
nunca poderte olvidar.

ncb®

martes, 9 de diciembre de 2014

:: DECLARA-CIÓN ::


Quisiera empezar está pequeña gran acción sin el temor que aqueja a los valientes, y sin la valentía que protege a los timoratos. Hallar entre las letras una manera segura, -un tanto al menos- de no quedar descubierto por completo – en el corazón – luego de esta simbólica declaración.

Cuando en tus ojos aparecen como el sol, rayos de tibio calor, me transporto a un espacio que le he llamado eternidad – al cual quisiera desde ya invitarte – y quedar perdidos en el tiempo tú y yo, con nuestros silencios, con nuestros bullicios, con nuestros secretos que son develados en cada una de nuestras miradas.

La luz del sol,
cae suavemente sobre tus ojos bellos,
-ojos de ensueño-

Cuando de tu mano un rose se ha apiadado de mi mano, y mi corazón ha hallado su calor, ya no existen fechas, días, y demás, solo existes tú como mi norte, tu nombre como mi sur, y tu cabello como otras guías cardinales. 

Tu voz encandilaba mis sentidos,
me transformaba los días,
y los hacías de ti

Cuando mi voz, entra en sintonía de tu voz, y el clamor ya no es de dolor, si no de puro amor, yo siento que puedo correr tras de ti, o andar a tu lado, o delante de ser necesario. Siento como en épocas donde al parecer te adivino el pensamiento, que estoy ahí, que lo has notado, y que sin querer no lo has negado. Surgen ilusiones, surgen amores, sabor de tus besos entre mis dedos vacíos y juramentos que el corazón se niega a cumplir. Todo ello nace de mí para ti.
Tu piel y tu ser,
sirvieron de musa,
para crear la poesía que tu amor inspiró

ncb®

Buscar este blog