Visitas al blog

viernes, 21 de noviembre de 2014

:: ENAMORÁNDOME ::

Pocas veces me suelo enamorar, y cuando lo hago es que no lo puedo evitar. A veces uno cede a las tentaciones, otras a las pasiones, y en este caso al amor, que al fin de cuentas, tiene de ambas.

De cómo me voy enamorando de ti, no lo sé muy bien, y quisiera entender, si es de tu mirada –fatal-, o de tu sonrisa –genial-. No lo sé, y me perturba, me redobla los pensamientos en la mente y toda ella se convierte en toda tú. Tú que no eres plural, y singular queda corto. Tan especial, de aquellas pocas veces halladas, y en el peor de los casos, pocas menos amada.

Me has desafiado a conquistarte
y a verme rendido a tus pies
a perderme en el oculto espacio de tu regazo,
y sin quererlo he cedido a tu seducción.

Amor, todos andan buscando el amor, unos más, como yo, huyendo repetidamente de él, hasta que es inevitable quedar atrapado en su trampa disfrazada de emociones, sensaciones y percepciones, donde eres ángel, flor y calor.

Ahora te busco en mis pensamientos
después de estar contigo, sin ti
y al no tenerte, me entristezco
ya no respondo a mis sentidos
soy esclavo de amor por ti.

Ya no puedo evitarlo, y menos negarlo, ando desesperadamente dejando al corazón enamorarse de ti, y solo reservo en la menta un poco de razón, para culpar al corazón, cuando fracase el amor o fracase yo a su seducción.

Ncb®

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog