Visitas al blog

lunes, 22 de julio de 2013

Cuando tú me has besado

Mis labios eran contagiados 
de rápida aceleración de mi corazón. 

Mis ojos habían perdido dominio propio, 
y ahora estaban entregados por completo a tus ojos,
tu sonrisa, tu cabello de miel, y tu voz. 

Mi respiración que latía al ritmo de la tuya 
y tenía un color a medio sol -abrigador- me decía avanza. 

Avance hasta que tu piel, 
grabada quedo en mi mirar,
y así, sin hablar mi corazón se unió al tuyo.

Ncb

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog