Visitas al blog

martes, 14 de agosto de 2012

Tú, belleza

Después de un largo caminar, de no encontrar respuesta a una constante búsqueda, acerca de lo que los hombres llaman belleza, creí que no encontraría respuesta, y qué en el camino de vuelta, me habría de perder ante una búsqueda sin salida.

Con el transcurrir de la tarde, desolado, insatisfecho, inconforme, caminando solo por caminar; logré divisar a lo lejos, un resplandor, con tal fulgor, que era imposible que no llame la atención.

Presuroso, veloz, corrí; dejando atrás toda sin razón, queriendo encontrar, una nueva razón; que estaba confiado, la brillantez a la cual me acercaba; me la habría de mostrar.

Hallé un paisaje de ensueño, incomparable con paisaje visto antes, o al menos imaginado, si la imaginación ha quedado pequeña, con el cuadro que hallé.

Tú, estabas ahí, iluminando el ambiente, causando celos al Sol, quién rendido a tus encantos, cedió su centelleo a tu cabello. Las azucenas habrían paso, y dejaban que tu cabello y su bello e inquietante olor llegué a mí.

En ti, conjugue belleza, en ti, hallé la respuesta, belleza es una palabra, belleza, eres TÚ.


Ncb

lunes, 13 de agosto de 2012

Fotografías

Hacer de tus fotos, una luz que me guíe, 
de tu sonrisa, una bella melodía, 
y de tu cabello, una dulce compañía.

Veo tus fotografías, a diario, y al día siguiente, las vuelvo a ver,
intento descubrir cada secreto tuyo, cada nuevo amanecer,
me es imposible, quedo atrapado en ellas.

Bella, como bella solo una, mujer de poesías, mujer de fotografías.

ncb

miércoles, 1 de agosto de 2012

Quién

Quiero un beso de tus sueños frescos,
que aún, huelen a ti;
Tan real, que no quise separarme,
de tu imagen, de tu cariz angelical.

Recurrí a tus abrazos y a cuenta gotas ellos recibí;
el silencio de mi amor guardado, callé,
y en exiguas letras cobijé tu ser.
Tu nombre, que desconozco, pronuncio a diario,
tanto, que me sabe a ti,
dilatando tu imagen, el olvido no conseguí,

tu partida
no la presentí.

Si el destino me brindó, tu esencia,
quién tomó, tu ausencia,
¡quién!, alejó la caricia de tus manos,
si hace poco su sentir se eternizó.

ncb

Buscar este blog