Visitas al blog

martes, 17 de abril de 2012

Te encontré

Te invito a recorrer el día,
la mañana se nos brinda primorosa
y tu perfume, confundido en las rosas
da la ternura al recorrido,
me imaginé tu sonrisa
qué hoy me brindas,
soñé contigo, y te encontré,
no al saberlo, si al sentirlo;
hallé tu cuerpo, y tu pasión,
los besos que esperabas,
y asida a mi cintura
decirte amor.

Ncb

jueves, 5 de abril de 2012

LA ÚLTIMA PÁGINA

Hora de cerrar, la última página de ésta historia que llega a su final.
Buenos recuerdos deja el tiempo,
imponente a su paso,
recuerdos que en un cerrar de mis ojos apagados,
encenderá tu presencia,
ésta presencia que sigue siendo tuya y mía.
Así es el amor, bello para algunos,
complicado para otros, una historia para los dos.
Una historia, en un momento de soledad
de nuestros corazones, qué encontró su cabida
y qué en ese primer beso que nos dimos,
encontró el camino que tú y yo recorrimos en esta vida.

A diario nos vimos y aun así te seguía extrañando,
y me encantaba cuando tú me lo decías,
cuantos lugares pusimos por testigos
de este cuento de ensueño que hicimos realidad.

Buscamos momentos para los dos
y hacíamos de cada espacio y lugar un espacio y lugar nuestro,
recuerdas el sonido del río, y el viento soplar lentamente,
todo ese paisaje qué un poema en tu nombre inspiró.
Y aquél nevado
-cuyo agreste viaje- estando al lado tuyo no sentí,
mil veces recorrería sabiendo que estarás ahí.
Nevado imponente, que agitó mi corazón,
y quedo empequeñecido ante los latidos qué tu amor me robo.

Tu lunar, ese bello lunar que se ganó mi aprecio,
esa anatomía tuya que jamás olvidare,
Tú, toda tú, que en apasionados besos sentí que eras mía.

Muchos juramentos de amor,
muchos tú eres mi vida, y yo la tuya,
muchas promesas vimos y seguimos viendo terminar,
más no vez en mi corazón; corazón de loco,
que aun sabiendo que tú lo amas,
suele hacerte unas lágrimas derramar.

Así es, como al inicio de todo esto,
cerrar la página, es algo para lo cual no estoy preparado,
y mi elocuencia no da para más,
no te podré olvidar, y es algo que no debo desear,
alejarme de ti, y no dañarte más
es algo que después de todo debo ofrecerte intentar.

Ncb









ncb

Buscar este blog