Visitas al blog

sábado, 5 de febrero de 2011

UN AVE

Un ave inocente
de mirar temeroso,
sus alas, no quiso desplegar;
no oía su canto, su trinar.

Sumida en su nido,
se quiso quedar;
entonces, regrese a ese nido
y mi mano le tendí.

Quería ayudarle a volar,
sus ojos tristes clavó en mi,
preguntando mi interés;
cómo explicar, solo sabía,
 que a su lado quería volar.

Le confesé un sueño,
un día, un ave libre encontrar;
de corazón inocente,
de dulce mirar.

Entonces oí su trinar,
con voz de ángel, inició a cantar,
y su canto cautivo,
a mi corazón dormido,
su amor despertó.

Le extendí mi mano,
y la ayude a volar;
en sus ojos descubrí,
un brillo especial.

El brillo de su corazón,
Que me empezaba a Amar!

Ncb

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog