Visitas al blog

viernes, 4 de febrero de 2011

Tu Adiós, duele

Y en este camino,
ya muy lejos de ti,
comienzo a conocer la soledad;
el frío del aire, se lleva mi voz,
y no logro llamarte.

Tus miradas, que fueron mías,
apenas me brindan sus recuerdos;
ya no te encuentro en mis sueños,
no estas más en mi andar.

La soledad reafirma su presencia,
y duele el corazón, duele de amor;
amor que fue maravilloso,
y hoy solo es, recuerdo.

El recuerdo de un día de lluvia,
que contagia sus gotas;
con las lágrimas que brotan,
Llenas de tristeza.

Lagrimas de mis ojos apagados,
que perdieron su resplandor;
el día, que me dijiste adiós.

Ncb

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog