Visitas al blog

martes, 19 de octubre de 2010

Tente al destino


Tente al destino,
y por un segundo creí doblegarlo;
Tu voz la oí muy cercana a mí,
y se impregnaba nuevamente en mi ser,
Hubiera jurado, qué tu presencia
sería en mis ojos, como lo fue ayer,
Y sólo hubiera estado a tu lado
Dejando pasar el tiempo externo,
mas el tiempo interno se detiene en mi alma,
y cobija a los recuerdos
que adolecían de tu ausencia.
Mas el destino, ¿cruel, o sabio?
me negó tu presencia,
y sentí otra vez tu voz lejana,
tu ausencia es canción común en mi corazón,
los gritos se convierten en susurro
y otra vez callo mi gran amor por ti,
solo por ti, Gran Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog