Visitas al blog

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Mi amor nació


Mi amor nació,
con un despertar tuyo,
con una sonrisa,
con tu mirada tierna.

Nació un día de primavera,
un momento especial,
Tú, bella, de andar calmado,
sonriendo al viento,
y cautivando al pasar.

Así nació mi amor por ti,
un amor que impregnado en mi ser,
con el paso de los años,
supo esperar tu llegada,
supo imaginarte
y encontrarte en mis sueños.

Y en ellos tus abrazos recibían,
abrazos que hoy se hacen realidad,
y que me unen a tus labios,
tus labios cálidos,
que en un beso eterno,
besan mi alma,
y hacen que no te vuelva dejar marchar.


ncb

viernes, 19 de noviembre de 2010

Me enamoré

Me enamoré de ti 
al ver tu bella sonrisa,
Me enamoré de ti 
al oír tu tierna voz.


Me enamoré de ti
cuando no pude verte y te extrañé
Me enamoré de ti
cuando al pasar el tiempo,
tú seguías presente.

Me enamoré de ti
cuando te volví a ver
Me enamoré de ti
al bailar atado a tu cintura por primera vez.

Me enamoré, antes
y me enamoraré después,
Me enamora cada día,
y cada momento que pasé a tu lado.

Me enamora tu compañía,
Me enamoró tu paciencia,
me enamoran tus abrazos,
Y me enamoro más de ti,
Cuando en un beso me transmites
todo el amor que sientes por mí.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Te has convertido

Te has convertido,
en parte esencial 
de mis días al despertar,
con el perfume de tus recuerdos.

No imagino 
el día sin tu presencia,
tu apoyo, sin tu voz y tu sonrisa,
que es paisaje, algarabía.

Aquélla, qué engalana paisajes
y transforma otoños en primaveras,
tu sonrisa que me hace vivir 
este sueño, y uno más.

Momento real, 
tan real como tus abrazos,
tus besos, tus caricias, y comprensión,
que a diario recibí.

Te has convertido, en mi poesía,
mi inspiración,
fuente de manantial de tus ojos,
centro de mi corazón.

ncb

domingo, 7 de noviembre de 2010

Te confieso

Te confieso hoy,
porque quizá no lo haga mañana
qué tu presencia impactó en la mía
desde el primer día en que te vi.
Te confieso,
qué tu cercanía me estremece,
y que tu piel me atrae
cual imán y la mía no se resiste.
Te confieso,
que mis ojos siguen tu andar,
y contemplan a lo lejos tu hermosura,
mi voz callada queda
y en secreto grita tu nombre.
Te confieso,
que el abrazo que me diste
y esa sonrisa tan bella,
quise eternizar en mi corazón,
en mi ser, en mi razón.
Te confieso,
que cuándo no sé de ti,
es inevitable extrañarte,
entonces con el pensamiento te llamo,
y vienes tú sin saberlo
a darle alegría a éste triste corazón,
qué sin que te lo haya dicho,
está prendido de tu amor.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Te llevaré

Te llevaré en un recuerdo ajeno,
un recuerdo tuyo,
un adiós solitario
que me niego a aceptar,
y con el paso de los días
me es difícil evitar.
Te llamaré al caer del día
con un tenue pensamiento,
que escapa a mi razón
y obedece al corazón;
en un susurró de su voz
te pedirá tu atención.
Te abrazaré a escondidas
en mis sueños opacos,
por la noche de tu partida,
y mis brazos pedirán no dejarte más,
pero tus ojos al despertarme de este sueño
los harán qué te dejen marchar.

martes, 19 de octubre de 2010

Alguien no se va


Dicen que alguien no se va,
si tú no quieres que parta.
No se desvanece;
lo que queda impregnado en ti,
no se apaga la luz del sol
si su alma aún tiene tu brillo.

No hay fantasmas en los recuerdos,
qué no dejan de sentirse;
uno decide no hacer caso al corazón,
sin pensar en el corazón ajeno.

Uno, qué, no quiso dañar a alguien,
terminó siendo dañado,
uno qué se encapricha en extrañar
y desear que no acabe,
se topa con la cruda realidad
que este sueño nunca debió soñar.

ncb

Tente al destino


Tente al destino,
y por un segundo creí doblegarlo;
Tu voz la oí muy cercana a mí,
y se impregnaba nuevamente en mi ser,
Hubiera jurado, qué tu presencia
sería en mis ojos, como lo fue ayer,
Y sólo hubiera estado a tu lado
Dejando pasar el tiempo externo,
mas el tiempo interno se detiene en mi alma,
y cobija a los recuerdos
que adolecían de tu ausencia.
Mas el destino, ¿cruel, o sabio?
me negó tu presencia,
y sentí otra vez tu voz lejana,
tu ausencia es canción común en mi corazón,
los gritos se convierten en susurro
y otra vez callo mi gran amor por ti,
solo por ti, Gran Amor.

Buscar este blog